Skip to content
Signos de envejecimiento en la piel.

Cómo cuidar tu piel según tu edad

Comúnmente  se piensa que la piel del rostro sólo necesita limpieza e hidratación pero los cuidados que se deben tener van mucho más allá que eso.

Cuando llegamos a los 20 años venimos de una época llena de cambios muchos de ellos relacionados a desórdenes hormonales propios de la adolescencia, experimentamos acné, piel grasa o seca y la posible aparición de nuestras primeras manchas o lunares a causa del sol, así que es una edad perfecta para empezar a preocuparse por los cuidados que necesita nuestro rostro. Limpiarla todos los días y aplicar protector solar son unos de los principales hábitos que debes incluir en tu rutina.

A partir de los 30 la aparición de manchas y daños por el sol se incrementa gracias a la exposición prolongada. Además con la llegada de los embarazos aumentan las manchas y lunares debido a los cambios hormonales por los que atraviesa el cuerpo. Debes limpiar tu rostro una vez al día con un jabón especial para tu tipo de piel con agua tibia y aplicar bloqueador solar todos los días.

Una vez entramos en los 40 la piel comienza a perder ciertas propiedades y se empiezan a dificultar algunos procesos que antes se hacían de manera natural como la regeneración de la piel así que es momento de empezar a ayudar a tu organismo con productos cosméticos que aporten nutrientes e hidraten la piel. A esta edad la piel comienza a perder elasticidad y colágeno, además se adelgaza, por eso en las rutinas a las que ya venimos acostumbradas podemos incluir cremas hidratantes y con propiedades que rejuvenezcan nuestra piel y disminuyan las imperfecciones.

Cuida tu piel usando regularmente la línea completa de Pond’s Age Miracle [Link a producto] creada por los expertos del Instituto Pond’s para que disfrutes, desde la primera semana, de una piel hidratada y un rostro rejuvenecido ya que reduce las arrugas y las líneas de expresión y disminuye las manchas. Los mejores beneficios en un mismo producto.