Una piel suave y radiante en sólo 3 pasos

UNA PIEL RADIANTE A SOLO UNOS PASOS

Una piel brillante es una muestra de una piel saludable. Para lograr ese resplandor sin manchas, sigue estas técnicas de cuidado de la piel:

1. Limpia para un resplandor natural

La limpieza es el primer paso para resolver cualquier preocupación que puedas tener con la piel. Elimina la suciedad, el polvo, el exceso de grasa y residuos de maquillaje, para que estas impurezas no obstruyan los poros de la piel y causar opacidad en la superficie.

La limpieza ayuda a eliminar las impurezas para iluminar eficazmente tu piel.

Utiliza todas las mañanas y noches un limpiador que cuide y limpie tu piel al mismo tiempo. La crema Clarant B3 con vitamina B3 nutre tu piel y elimina los rastros de impurezas desde el interior para iluminar y aclarar eficazmente tu piel en el exterior.

2. Exfolíate para mayor luminosidad de tu rostro

Saltar este paso en el cuidado de la piel puede ser la explicación detrás de la opacidad de tu piel. En cambio, la suavidad se ve reflejada cuando te exfolias, pues promueve la eliminación de las células muertas de la piel en la superficie, impulsando el proceso de renovación celular de tu piel.

La exfoliación remueve suavemente las células muertas que pueden causar opacidad en la superficie de tu piel

3. Hidrata para conseguir un resplandor sin manchas

Tomar agua no es suficiente para mantener la piel hidratada. Para nutrir tu piel correctamente, necesitas una crema que penetre profundamente tu piel e hidrate las células en el interior, dejando tu piel luciendo flexible y con sensación de frescura.

La hidratación de tu piel estimula el proceso de renovación celular, dejando la piel fresca y flexible.

Usa una crema hidratante diaria con protección SPF por la mañana y una hidratante profunda por la noche. Clarant B3 con protector solar es una buena opción. Contiene una fórmula que penetra profundamente para iluminar millones de células oscuras y dañadas mientras protege tu piel. ¿Cuál es el resultado? Una piel sin manchas y radiante con un acabado suave.

Si bien es importante conocer las técnicas de cuidado de la piel adecuadas para obtener una piel luminosa, también es importante que se convierta en un hábito diario. Obtén más información sobre otros hábitos de rutinas de belleza que puedes adoptar para una piel radiante libre de manchas. O lee más para entender otras causas de perder la luminosidad en la piel.