Skip to content

¿Cuál es la mejor rutina de cuidado antiarrugas para tu tipo de piel?

Ya sea que tengas piel seca, sensible o grasa, existe una rutina de cuidado antiarrugas adecuada para tu piel. La prevención es la clave para tener una piel radiante, por lo que establecer una rutina te beneficiará en el futuro. A continuación, te ofrecemos algunos consejos sobre cómo adoptar una rutina de cuidado antiarrugas eficaz para tu piel a partir de hoy.

Qué aplicar para cada tipo de piel:

Hoy en día no es ningún secreto que el producto número uno para una piel de aspecto saludable y radiante, independientemente de tu tipo de piel, es el protector solar. Protege tu piel del sol tanto como sea posible y siempre asegúrate de usar un SPF de medio a alto. Pond’s Age Miracle está formulada con un filtro solar SPF 15 de amplio espectro, que puede ayudar a proteger la piel de los rayos UV que envejecen.

Qué evitar y qué hacer para cada tipo de piel:

Una dieta poco saludable, el consumo excesivo de alcohol, fumar y el estrés pueden ser factores de envejecimiento prematuro, por lo que básicamente tus opciones en cuanto a tu estilo de vida afectan la apariencia de tu piel. Mantén tu piel hidratada, protegida del sol e introduce un cuidado antiarrugas con productos como la crema Pond’s Age Miracle [Link a producto] que reduce las líneas de expresión y disminuye las manchas de la edad. Formulada con RP-C Complex y vitamina B3 para fortalecer la piel y protegerla de las imperfecciones.

Ahora que cuentas con los tips antiarrugas básicos, vamos a ser un poco más personales con estos detalles para tu tipo de piel específicamente:

  • Si tienes piel seca:

Debes encontrar productos que ofrezcan una hidratación total. Considera tu entorno para evitar cualquier daño, como el clima frío y los rayos UV, y ten en cuenta que la hidratación también viene de adentro hacia afuera. Así que toma por lo menos 8 vasos de agua al día y ten a la mano frutas y verduras para cuando necesites un bocadillo que sea bueno para ti. Muchas frutas y verduras están compuestas de agua casi por completo, por lo que esto también te ayudará a mantenerte al día con tus necesidades de hidratación. Tener la piel seca puede parecer tedioso, pero es solo cuestión de aprender a controlarla. Aprende lo que funciona mejor y mantenlo consistentemente.

  • Si tienes piel grasa:

Es posible que debas centrarte en la prevención de brotes y minimizar el brillo no deseado con productos que aclaren y matifiquen. Sin embargo, no cometas el error de pensar que tu piel no necesita humectación si es grasa; el aceite y el agua no son lo mismo. La piel grasa también puede ser causada por la deshidratación. Por lo tanto, incluso con la piel grasa, necesitas hidratarla, ya que la sequedad puede incrementar el aspecto del envejecimiento y las líneas finas aún es este tipo de piel.

  • Si tienes piel sensible:

Elige fórmulas suaves, ingredientes activos efectivos y lo más importante; "Escucha" a tu piel. Si te das cuenta de que cierto producto no se siente bien en tu piel, que por ejemplo provoca comezón o ardor, es posible que tengas que prestar atención a esas alertas. Siempre puedes pedirle a tu dermatólogo una segunda opinión, pero recuerda que incluso si un producto de cuidado de la piel fue milagroso para tu mejor amiga, no significa que sea lo mismo para ti. Cada piel es diferente, por lo que tienes que explorar para encontrar lo que funciona para ti.

Una buena rutina antiarrugas para el cuidado de la piel consiste en excelentes productos que funcionan bien para tu tipo de piel, pero lo más importante es la constancia, así que sé paciente y mantén tu rutina actualizada.
Usa a diario Pond’s Age Miracle  y disfruta desde la primera semana, de una piel hidratada y un rostro rejuvenecido ya que ayuda a reducir las arrugas y líneas de expresión gracias a su tecnología RP-C a base de retinol. Los mejores beneficios en un solo producto.

Fuente: Pond’s Estados Unidos.